El refugio de 24 horas ofrece 24 horas de atención integral. Se caracteriza por atención intesiva y personal. Al establecer reglas Los Cachorros tratan de familiarizar a los niños con normas y valores de un hogar "normal". Los niños lavan su propia ropa y se ocupan con los deberes domésticos. Paso a paso aprenden lo que significa mantenerse y mantener a otros. Además, el refugio de 24 horas asegura que los niños puedan crecer y convertirse en adolescentes equilibrados que pueden encontrar su lugar en la sociedad. Esto puede ser con la familia, pero también en una vida independiente. Un equipo profesional y comprometido ofrece el apoyo psicosocial. Los niños reciben una educación y hay espacio para jugar y relajarse. Los niños del refugio nócturno pueden pasar al refugio de 24 horas. Esto sucede después de un período de evaluación de dos semanas, cuando siguen el comportamiento esperado y (posiblemente) dejan el consumo de drogas. Algunas de las condiciónes son que los niños tienen que haber dormido en el refugio todas las noches y que hayan tenido varias citas con el psicólogo. Los Cachorros también les ofrecen un techo a niños de hogares en circunstancias de alto riesgo, quienes por ejemplo han sido colocados afuera de su casa por el Juez de Niños local.